El fervor mariano se mezcla con la cultura popular en la Romería en honor a la Virgen de las Viñas

Ayer domingo Montilla volvió a vivir una nueva jornada romera, con la peregrinación de la Virgen de las Viñas. Cientos de personas acompañaron a la imagen mariana durante toda la jornada, tanto en el camino de ida como de vuelta, y también en los alrededores del Parque Tierno Galván. Por segundo año consecutivo ha sido el punto de encuentro romero. Todos los participantes coinciden en señalar que es un lugar idóneo para esta celebración, por las infraestructuras existentes y su cercanía con el casco urbano. La convivencia y el fervor mariano volvió a marcar la Romería, que se cerró con la llegada de la Virgen a última hora de la tarde, a la Ermita de la Merced.