La ola de calor provoca un descenso del 25 por ciento en la cosecha de uva

FINAL VENDIMIA
FINAL VENDIMIA

La vendimia en la zona Montilla-Moriles se encuentra prácticamente terminada. A falta de que termine la recolección en las explotaciones más tardías, se constata el descenso de cosecha que venían anunciando cooperativas y productores. La producción se cifra en torno a los 29 millones de kilos para la uva blanca, que supone un descenso del 25 por ciento respecto a la anterior campaña. Esta merma también ha afectado a la uva tinta en un porcentaje similar, con una cosecha cercana al millón y medio de kilos de uva. La principal razón de este importante descenso es la ola de calor sufrida a mediados de agosto, dañando gravemente la uva que aún quedaba por recoger. Con las altas temperaturas se ha secado la vegetación, deshidratando la uva y alterando la maduración de manera notable.